Puebla.- Agentes de la Policía Ministerial fueron emboscados por “huachicoleros” y narcos, la madrugada de ayer, en los límites de Puebla e Hidalgo, informó Ofir Picazo Garrido, director de la Policía municipal de Chignahuapan.

Dio a conocer dos muertes, pero solamente confirmó que uno de ellos se trata de Jorge Q., quien encabezaba al grupo que ingresó para iniciar una serie de cateos en la comunidad de Terrerillos, de la junta auxiliar de Acoculco, en Chignahuapan.

La zona se encuentra muy cerca de El Paredón, en un área colindante con el estado de Hidalgo. Los uniformados pertenecen a las comandancias de Ajalpan, Tehuacán y San Salvador El Seco y desconocían la región.

Los agentes heridos son: Guillermo C. F., hospitalizado en Chignahuapan; el comandante Bernardo C. R. Bernardo Yair H. T. y José Antonio S. L., quienes permanecían en un hospital de Tulancingo, Hidalgo. Y Arturo H. L., Heriberto Fabián M. G., quienes fueron hospitalizados en Apan, Hidalgo.