México.- Después de un mes de estar arraigado, e incluso llegar a pisar el reclusorio, Armando González “El Muñeco” fue puesto en libertad bajo ciertas condiciones; sin embargo, no puede aún deslindarse del proceso jurídico ya que deberá enfrentar un nuevo juicio por el delito de Encubrimiento por favorecimiento.

 La tarde de ayer ofreció una conferencia de prensa donde ratificó que él es inocente; sin embargó sí manifestó haber tenido una relación de trabajo y negocios con José Alfredo Montoya, mejor conocido como “El Sina” o “El Sinaloa” que fue mal interpretada.

“Estoy demasiado cansado y triste por todo el proceso que viví, fue un proceso muy duro. Yo creo que es una de las cosas más duras que me ha pasado en mi vida.

                    Agencias