Orizaba.- En estos momentos, el centro de la ciudad se encuentra abarrotado por un gran número de personas, principalmente en las instituciones bancarias, originándose aglomeraciones en las filas, por la presencia de vendedores ambulantes, los cuales no respetan las restricciones sanitarias, implementadas por la pandemia del COVID-19.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.