Córdoba.- Los trece detenidos ayer martes en Orizaba, señalados de lesionar con disparos de arma de fuego, elementos de la Policía Estatal, se encuentran retenidos y, a disposición de la Unidad Integral de Procuración de justicia en esta ciudad de Córdoba, en la calle 9 entre las avenida 7 y 9, en donde estas personas comienzan a rendir su declaración ministerial.
Será el Fiscal en turno, el encargado de resolver la situación legal de los detenidos por lesiones y ultrajes a la autoridad, delitos que de acuerdo al nuevo sistema penal, ameritan prisión oficiosa.
Las instalaciones de la Unidad Integral se encuentran resguardadas por elementos de la Policía Estatal y del Instituto de Protección Auxiliar, debido a en la parte de afuera se encuentra un grupo de habitantes de Tetelzingo.