ads

Calcahualco.- La alcaldesa, Guadalupe Carrillo, amenazó con usar la fuerza pública contra las personas que ingresen al municipio desde otras localidades. 

Aunque en el municipio persiste el grave problema de la tala clandestina, la funcionaria municipal está más interesada en acosar a los visitantes.

Fue hace unos días que una persona publicó que ascendió a entrenar al Parque Nacional Pico de Orizaba, lo que molestó a Guadalupe Carrillo.

En el portal del ayuntamiento, se publicó una advertencia a las personas “que suben a correr, favor de no hacerlo, ya que se utilizará la Fuerza Pública en caso de no obedecer las indicaciones que les dan a la entrada del municipio”.

Emitió esa amenaza, para líneas después, afirmar que después de la contingencia serán bienvenidos todos los visitantes, aún aquellos que sean reprimidos con el uso de la fuerza.

“Es como regresar a la era de las cavernas, donde el diálogo no existe, sólo la fuerza bruta, que es lo que quiere imponer la presidenta municipal”, acusó uno de los habitantes de este municipio. 

ads