El Ártico ha empezado la transición de un estado predominantemente congelado a uno totalmente distinto debido al significativo calentamiento de esta zona del polo norte, según una investigación publicada este lunes en Nature Climate Change.

El estudio -del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR, en inglés) de EU, señala que los patrones meteorológicos en las latitudes superiores del Ártico siempre variaron de un año a otro, con más o menos hielo, inviernos más o menos fríos y estaciones de lluvias más o menos largas en vez de nieve.

Pero el nuevo análisis ha concluido que el área se ha calentado tanto que hay una transición hacia un nuevo clima.