Luego de reprochar a algunos medios de comunicación que hubieran hecho de los 60 mil muertos por la pandemia y la presunta falta de pruebas de diagnóstico, su nota principal del fin de semana al cumplirse el escenario “catastrófico” pronosticado por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno no ha subestimado la emergencia sanitaria y no oculta el número decesos.

“Nosotros no somos iguales, cree el león que todos son peludos. Hay cosas inocultables, desgraciadamente no se pueden ocultar los fallecidos, no es nada más medir con el número de pruebas o el número de contagios. El dato más duro y lamentable es el número de fallecidos, eso ¿cómo se oculta?”, aseveró.

“Obligado por las circunstancias lo voy a decir, tenemos menos fallecidos que Estados Unidos, que Brasil, que Chile, que Perú, que España, que Italia y ha funcionado bien la estrategia nada más que esta es una pandemia tremenda”, dijo el presidente.