El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió la construcción del Tren México-Toluca, a pesar de que pobladores denuncian que la obra provocará un ecocidio.

“De una vez les digo: no podemos parar la obra (del Tren) porque ya se ha invertido 40 mil millones de pesos. ¡Imagínense lo que pierde la nación!, porque el presupuesto no es del Gobierno, es dinero del pueblo. Se los digo para que quede claro: vamos a buscar la forma de reparar el daño”, dijo a los que reclaman por la destrucción de ecosistemas, después de la conmemoración del 208 aniversario de la Independencia.