El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,rechazó este martes una propuesta de Estados Unidos de inspeccionar, directamente en el país, el cumplimiento de la reforma laboral, pero promovió la integración de un panel para dar cauce a controversias.

Cuestionado por las supuestas demandas “extremas” de Estados Unidos que denunció este lunes la patronal mexicana para consolidar el tratado comercial entre México, EU y Canadá (el T-MEC), López Obrador reveló que representantes estadounidenses presionan con una especie de inspección a la reforma laboral que México no aceptó.