La población que acude a solicitar atención médica en los tres hospitales rurales deL Programa IMSS-Bienestar, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la región Sur de Veracruz, en especial quienes provienen de lugares distantes, cuentan con el apoyo de igual número de albergues.

En ellos se ofrece alojamiento, un lugar para asearse, sanitario y alimentos en forma gratuita a los pacientes y/o sus familiares. Durante la emergencia sanitaria por COVID-19, dichos sitios trabajan con adecuaciones a sus servicios.

El gerente de IMSS-Bienestar en la Oficina de Representación en Veracruz Sur, Pedro Arturo Chang Mercader, informó que en Zongolica, Coscomatepec y Jálitpan, el programa cuenta con tres albergues, como una extensión del servicio.  

Dijo que derivado de la emergencia sanitaria y a fin de evitar riesgos de contagio entre quienes los utilizan, se ha disminuido, en algunos casos, a la mitad los espacios ofertados, para mantener sana distancia.

Se da prioridad, por ejemplo, a las embarazadas que acuden a consultas o atención, provenientes de comunidades apartadas, puérperas y, en general, a los pacientes que por llegan por la noche para recibir su consulta al otro día.  

“También hay espacios para los acompañantes, por lo que durante esta emergencia sanitaria se sensibiliza sobre la importancia de evitar un desplazamiento innecesario de mayor número de familiares, lo que nos ayuda a optimizar los espacios en los albergues”, apuntó.

Indicó que en cumplimiento de las medidas sanitarias, en los tres albergues de IMSS-Bienestar, se aplica alcohol gel a quienes ingresan, se usa cubrebocas; se realiza limpieza exhaustivas del inmueble y las superficies; se estableció la sana distancia entre las camas (se ocupa una y la siguiente se deja libre); se recomienda a los visitantes 

lavarse frecuentemente las lavado de manos, y se les brindan pláticas sobre cómo evitar contagiarse de coronavirus.