Cuitláhuac.- Pasan los días y sigue sin atenderse el incendio del basurero a cielo abierto administrado por Mareco, el fuego se propagó, y ya no sólo es una parte, sino que se observa en una extensión más grande que la semana pasada.

El amanecer en El Limón y Agua Escondida cambió, ahora se observa desde las 06:00 horas una especie de neblina, producida por el humo que desprende el sitio que sigue en llamas.

Al pasar por la carretera Córdoba-Veracruz, a la altura del kilómetro 44, se vislumbra el fenómeno, dijeron los residentes.

Durante el fin de semana, según vecinos de Palma Sola, acudió Protección Civil, pero recibieron otro llamado y se retiraron. Por lo que los trabajadores del basurero con una manguera trataron de sofocar el incendio que pasó de un cúmulo de desechos a otro.

Por lo que solicitaron a las autoridades su intervención, luego de que Protección Civil del Estado retiró pipas y máquinas.