Autoridades en los Estados Unidos anunciaron el descubrimiento del que es considerado como el narcotúnel más moderno de la historia en la frontera, un pasadizo clandestino entre Sonora y Arizona con ventilación, electricidad, iluminación, agua, extractores y medios de transporte para el contrabando ilícito.

El descubrimiento fue concretado el pasado martes 4 de agosto por agentes especiales de Investigación de Seguridad Nacional (HSI), del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), quienes hicieron el hallazgo del túnel cuando todavía no cuenta con edificio de salida en los Estados Unidos.