El Presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este sábado que Luiz Inácio Lula da Silva “está suelto, pero con todos sus crímenes sobre la espalda“, en la que ha sido su primera reacción directa a la excarcelación del ex mandatario.

Bolsonaro saludó a algunos de sus seguidores a las puertas del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasil, a los que aseguró que “la mayoría del pueblo brasileño es honesto, trabajador, y no va a dar espacio para contemporizar con presidiarios”.

Hasta ahora, el líder de la ultraderecha y mayor antagonista de Lula en la política, solo había hecho algún comentario indirecto sobre la excarcelación del antiguo líder sindical, ocurrida este viernes, tras 580 días en prisión y gracias a una decisión de la Corte Suprema.