Córdoba.-  Celebramos que la Policía Estatal esté poniendo en orden a la Policía municipal de Amatlán, donde es por todos conocido que están coludidos desde el Comandante hasta el perro, con la delincuencia organizada y que trabajan como sus informantes y protectores, todo por pertenecer a un municipio que fue presidido por el ex alcalde Rojas Camacho,  que es todo un corrupto en las filas del PAN.

Ojalá y cada vez que se le ocurra a ese coludido Comandante venir a Córdoba, lo saquen a trancazos como anteayer.

Esos amafiados  comandantes y sus policías, es mejor que no visiten Córdoba.

Ya será cuestión del pueblo amateco estar consintiendo  a su policía. 

 

De la redacción

El Buen Tono