Orizaba.- El día de hoy, se dio a conocer que la Fiscalía Regional realizará diversos estudios y pruebas de ADN al cuerpo de la bebé que apareció muerta el día de ayer, dentro de las aguas del río Orizaba, para trata de localizar a sus padres.

Cabe señalar, que hasta el momento no se presentado persona alguna en las instalaciones del Semefo para aportar mayor información sobre la identidad de la recién nacida, la cual presentaba un traumatismo en la cabeza y otros golpes.

Se espera que en las próximas horas, las autoridades ministeriales obtengan alguna pista sobre quienes podrían ser los padres, a fin de llevarlos ante las instancias correspondientes, para que respondan por la muerte y abandono del cuerpo de la infante, y se les aplique todo el peso de la Ley, en caso de tener alguna responsabilidad.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.