Omealca.- Una camioneta Chevrolet terminó dentro de una zanja en Rancho Nuevo por la irresponsabilidad de una empresa constructora que abrió parte de la carretera para realizar reparaciones y se retiró sin colocar señalizaciones o acordonar el lugar para prevenir accidentes.
Impresionado por la situación, el chofer salió de su unidad por sus propios medios y se retiró en busca de ayuda para evitarse problemas con las autoridades, a pesar de que se trató de una situación ajena a su persona y por la escasa visibilidad del camino, debido a la intensa lluvia que se registró anteanoche en la región.

*el tip
Impacto
A pesar de la magnitud del accidente no se registraron personas lesionadas, solo daños materiales de consideración.

Los mismos automovilistas abanderaron momentáneamente el lugar para evitar otro accidente, ya que solo un tramo de la carretera estaba habilitado y el camino a Omealca cerrado sin ningún señalamiento.El hecho ocurrió anteanoche, cuando la camioneta circulaba de Rancho Nuevo a Omealca sobre la carretera estatal.
Unos 80 metros adelante de Rancho Nuevo, se perdió en el camino y terminó dentro de una zanja con los ocupantes aturdidos por los golpes sufridos en el cuerpo.
Automovilistas reprocharon la irresponsabilidad de la empresa constructora, por abandonar la obra sin señalizaciones y ponerlos en peligro.
El automotor quedó dentro del hoyo durante 90 minutos mientras se realizaron las labores necesarias para sacarlo del lugar y colocarlo sobre la carretera estatal, para remolcarlo.