• Trasciende que fueron separados de sus cargos en el IMSS, para investigación, el supervisor de obra, Ernesto Barragán Name y Fernando Félix Climaco, jefe de Afiliación y Cobranza

Roberto Valerde García
El Buen Tono

Córdoba.- Al destaparse la cloaca en la delegación Veracruz-Sur del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde la alcaldesa de Córdoba, Lety@laalcahuetadeTomás y su hijo @elBodoque tenían cómplices que presuntamente les “vendían” protección y encubrimiento para poder construir sus residencias en el fraccionamiento Las Cañadas de esta ciudad sin registrar las obras ante el instituto y evadir el pago de sus cuotas, ayer trascendió la separación de sus cargos del supervisor Ernesto Barragán Name y de Fernando Félix Climaco, jefe de Afiliación y Cobranza.
Fuentes allegadas al área de Afiliación y Cobranza revelaron a EL BUEN TONO que, luego de nuestras publicaciones se dio la orden inmediata de separar del cargo a ambos funcionarios del IMSS y someterlos a una investigación exhaustiva para deslindar responsabilidades y durante la cual ellos tendrán que exponer sus motivos para haber permitido que la alcaldesa Leticia López Landero y su hijo Isaac Luz López, director del DIF Municipal, hayan evadido su obligación ante el IMSS de registrar a los trabajadores de la construcción que se encargan de dicho proyecto.
Por otra parte, trabajadores administrativos del IMSS cuestionaron que ya fueron cesados los funcionarios bajo sospecha y cuestionaron “¿cuándo será desaforada la corrupta alcaldesa?, pues sus raterías y su ambición no tienen límite, ya que ella y su hijo habrían conseguido los terrenos regalados a cambio de pavimentar las calles de acceso al fraccionamiento Las Cañadas del doctor Virgilio Valdez”.
A través de nuestras redes sociales los cordobeses nos dejan sus comentarios con fuertes críticas al síndico municipal, José Javier Medina Rahme y a los regidores también por ser “tapaderas”, “porque la familia Luz López no sólo construye con dinero robado a los cordobeses, sino que además utilizan maquinaria, camiones, vehículos y empleados al servicio del municipio y de paso no pagan ni los impuestos de esa megaobra que por ley se tiene que registrar al IMSS”.