• La descuida alcaldesa de Chocamán

Chocamán.- La alcaldesa de Chocamán, Norma Rojas Trejo, convirtió en un criadero del mosco transmisor del dengue la cancha de fútbol 7, que se encuentra en el abandono.
El espacio deportivo fue cerrado debido a la contingencia sanitaria de COVID para evitar aglomeraciones de personas, aunque en automático la edil dejó de darle mantenimiento.
En el sitio, donde la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) invirtió un millón de pesos, se puede apreciar que los aparatos para hacer ejercicio se dañaron, igual que parte de la estructura de la cancha de futbol 7, sin contar que la maleza ya invadió las “áreas verdes”, manifestaron vecinos del perímetro.
El principal problema es que al estar abandonada por el ayuntamiento sirve para que el mosco Aedes Aegypti se reproduzca y sea un riesgo.
“En su portal oficial, las autoridades dieron a conocer que están interesadas en hacerle frente al dengue, pero en los hechos, a la alcaldesa no le interesa el tema, como ocurrió con el Coronavirus”, lamentó un deportista que se acercó al lugar al ver que la unidad estaba abierta, pero que prefirió retirarse para no exponerse a un contagio de dengue.