CDMX.- Los cañeros tendrían un gran éxito económico, en caso de que el pago de sus liquidaciones por tonelada de caña alcance al menos los mil 300 pesos por tonelada, pues de esa manera ni siquiera les afectaría pagar el flete de su producto hasta los ingenios de La Gloria o Mahuixtlán, sostuvo Arturo Galindo Levet, productor cañero.

Mencionó que “también sería posible seguir produciendo, pero para ello se debería modificar el artículo décimo de la Ley Sustentable de la Caña de Azúcar, pues eso obliga a los productores a quedar atrapados en comités de producción, en los cuales toman decisiones los líderes cañeros, algunos funcionarios de gobierno, y los propietarios de los ingenios azucareros”. Destacó que lo anterior ha traído como consecuencia que los cañeros nunca reciban pagos justos por su producto.

Galindo Levet consideró que, dada la situación, se hace necesaria la defensa de parte de los diferentes niveles de gobierno, porque es claro que en adelante, habrá más demanda de azúcar y de alcohol, de tal manera que debería haber también repunte en los pagos de liquidaciones para los cañeros, mismas que a estas alturas, deberían alcanzar por lo menos mil 300 pesos.

Asimismo, dijo que el abandono en que se encuentran los productores tendrá consecuencias, pues al menos los cañeros a nivel nacional ven que el panorama está cambiando, sin que cambie la atención del gobierno hacia el sector.

Mencionó que en ese ámbito, el precio del bulto de azúcar se cotiza en 922 pesos, lo cual se debería traducir en mejores pagos para los cañeros. Lo anterior, en lugar de que los propietarios sigan donando miles de litros de alcohol al gobierno, quizá con recursos que corresponderían al mencionado sector.