CDMX.- La radiación de los teléfonos móviles podría ser una de las causas, junto con el uso de plaguicidas y la deforestación, de la mortalidad de los insectos en Europa, según el análisis de más de un centenar de estudios realizados por una organización alemana.

La creciente exposición del medio ambiente a la radiación electromagnética tiene ‘probablemente una influencia en el mundo de los insectos’, estima este análisis, de los datos de 190 estudios realizados por la Asociación Alemana para la Conservación de la Naturaleza (NABU), en colaboración con dos oenegés alemana y
luxemburguesa.

La radiación de los teléfonos móviles y de las redes inalámbricas como la wifi provocaría la apertura de los canales de calcio de las células de los insectos, dando lugar a una importante introducción de iones de calcio en el organismo.

Este calcio, a altas dosis, desencadena reacciones en cadena en los insectos y un ‘estrés celular’, según el estudio. Entre estas reacciones figurarían ‘una alteración del sentido de la orientación y una disminución de la capacidad de
reproducción’.

La biomasa de los artrópodos ha disminuido 67% en 10 años en las praderas y 41% en los bosques europeos, según un estudio alemán publicado en octubre de 2019 en la revista Nature.