• Para pagos de sobornos y de campañas políticas
  • De acuerdo con la indagatoria, el dinero era transportado en maletas que salían de la capital del Estado con destino a la Ciudad de México.

CDMX.- El ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, usó más de mil millones de pesos del erario para campañas electorales y sobornos con la finalidad de obtener el apoyo de políticos, funcionarios y líderes religiosos y de opinión y para ello, realizó más de mil entregas a al menos 100 personas en distintos montos, así lo señala la indagatoria realizada por la Fiscalía General de Justicia del estado.
De acuerdo con el documento al que Milenio tuvo acceso, el dinero era transportado en maletas que salían de la capital del Estado con destino a la Ciudad de México y eran distribuidas entre funcionarios del Gobierno federal de la administración del ex presidente Enrique Peña Nieto: priistas, senadores, diputados federales, líderes religiosos y de opinión, pero también para sus familiares y amigos para gastos personales.
La detención de Cristopher James Barousse, ex presidente de la Red de Jóvenes X México del Partido Revolucionario Institucional (PRI), destapó una red de beneficiarios del ex gobernador de Chihuahua. De acuerdo con las autoridades ministeriales, las pesquisas sobre el joven priista reconocido como el “brazo operador” de Duarte Jáquez, se soportan por el desvío de “más de mil millones de pesos” que “se utilizaron para pagar campañas y sobornar a actores políticos y sociales”.