Córdoba.- Un nuevo accidente originado por una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública, se registró anoche, sobre el bulevar Córdoba-Fortín, a la altura de la calzada de Tlacotengo, donde la unidad oficial hizo un “corte” de circulación,  impactando a un automóvil, donde viajaba una familia de Orizaba.

Paramédicos de Cruz Ambar fueron alertados del percance y acudieron para atender a los ocupantes de los vehículos, pero sólo valoraron a una niña de 10 años, sin ser necesario su traslado al hospital.

Los hechos se registraron alrededor de las 21:50 horas de este jueves, cuando por el citado bulevar, con dirección a Fortín, circulaba una patrulla de la SSP, número SP-1496, que mantiene operativos en la zona Córdoba-Fortín, y que se dirigía a un auxilio.

La patrulla circulaba por la extrema derecha, y al llegar a la entrada de la calzada de Tlacotengo, el elemento que la conducía pretendió retornar, dando vuelta en “u”, pero al hacerlo, hizo un “corte” de circulación a un automóvil que iba por la extrema izquierda, también con dirección a Fortín.

Se trata de un Volkswagen-Jetta, color gris, en el cual viajaba una familia de Orizaba. Este vehículo, por el impacto, quedó dañado de la parte frontal, resultando policontundidos sus ocupantes.

Testigos, alertaron a las corporaciones de emergencia, arribando al sitio paramédicos de Cruz Ambar, quienes valoraron a la niña Graciela Hernández Ochoa, 10 años, quien iba junto con sus padres, rumbo a su domicilio en Orizaba.

Por fortuna, la pequeña sólo presentó golpes que no fueron de consideración, por lo que no se requirió que fuera llevada al hospital.

Elementos de la Dirección de Tránsito del Estado, tomaron conocimiento del accidente y ordenaron el retiro de los vehículos.

 

Antonio Osorio

El Buen Tono