Córdoba.- El pasado 12 de abril, un choque registrado la mañana de ayer entre un autobús y una camioneta Nissan, en la avenida  11 y calle 10, dejó daños materiales cuantiosos.

Luego del percance, el conductor del autobús marca Marco Polo, con placas 739-HR3, aceleró y escapó del lugar, siendo perseguido por el de la camioneta dañada.

En la parte baja del puente de plaza Crystal el autobús fue abandonado por su operador, el cual se retiró para evitar ser detenido.

El percance originó la movilización de paramédicos de Cruz Roja, elementos de la Policía Estatal y peritos de Tránsito Municipal, estos últimos para tomar conocimiento y realizar el deslinde de responsabilidades.