Xalapa.- Sobre los resultados de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) del ejercicio 2011 y que detectó irregularidades en contratos entre la CFE y la Universidad Veracruzana, el rector Raúl Arias Lovillo, dijo no conocer tal situación, pero se comprometió a consultarlo.

Pidió no adelantarse a los hechos y en ese sentido refirió el caso de los 20 millones de pesos que se tomaron debido a la falta de liquidez de la Casa de Estudios y que posteriormente se aclaró.

“Si hubo una anomalía la vamos a investigar, quien resulte responsable, que sea indudablemente sancionado; mientras tanto tampoco especulemos, esperemos… no conozco de este caso eh, del informe que yo tengo no tengo ninguna recomendación”, abundó.

 

Agencia