Superiberia
  • Para las inscripciones
  • La desorganización del personal del plantel generó que padres de familia no pudieran concluir los trámites

Orizaba.-‌ En las narices les cierran las puertas a padres de familia de la Escuela Secundaria y de Bachilleres Orizaba, oficial diurna (ESBO), quienes pretendían realizar el trámite de reinscripción de los alumnos regulares, pues prevaleció la desorganización y falta de comprensión por parte del personal del plantel, a pesar de que los paterfamilias acudieron desde antes del horario que se les fijó, es decir, de 08:00 a 13:00 horas, pues se les advirtió que sería el único día para hacerlo.
Más de una veintena de personas se quedaron sin ser atendidas, los maestros les cerraron e indicaron que acudiera este miércoles de 08:00 a 11:00 horas, a pesar de los reclamos de quienes tuvieron que faltar a su trabajo o dejaron otros pendientes con tal de reinscribir a sus hijos, el personal se limitó a repetir una y otra vez que se presentaran al día
siguiente.
Una de las trabajadoras los retó diciéndoles que si tenían el teléfono de la directora que le llamaran para poner su queja, a lo que uno de los padres le contestó que si no estaba la directora que los atendiera alguien competente que pudiera resolver; al parecer uno de los maestro le reviró, y les dijo que no, que ella solo les decía en qué horario presentarse.
Entre los reclamos, algunas personas comentaron que llegaron antes del mediodía; sin embargo, no lograron pasar, “porque algunos de los jóvenes que estaban formados dejaron colarse a otros alumnos, por lo que fue imposible inscribir a sus hijos y lamentablemente este miércoles algunos ya no podrían
ausentarse al trabajo”.
Explicaron que les mandaron como indicación para dicho proceso que las fechas de reinscripción serían del 8 al 12 de febrero, pero de un momento a otro les comunicaron que sólo el 9 podrían hacer el trámite, por lo que ese mismo día tuvieron que conseguir el monto (600 pesos), sacar la copia de la boleta y enviar vía Internet junto con el comprobante de pago, por lo que lamentaron la cerrazón del personal en momentos de crisis sanitaria y económica, por lo que muchos alumnos optan por dejar de estudiar.

Vecino