CDMX.- Investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), desarrollaron varios modelos de cubrebocas con filtros elaborados con extractos del cáliz de la jamaica y el mineral zeolita, que en combinación son capaces de retener hasta en 98 por ciento de las partículas, un filtrado superior al de las mascarillas N95.

“Nosotros tenemos más de 15 años trabajando con jamaica y tiene un efecto antimicrobiano importante, de hecho tenemos siete patentes otorgadas de desinfectantes para bacterias a base de jamaica y nos acaban de otorgar otras dos en Estados Unidos, con toda esa experiencia quisimos incluir la jamaica en el cubrebocas, como un antibacterial”, dijo Javier Castro Rosas, investigador del Área Académica de Química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería de la UAEH.

El cáliz de jamaica, que es el que usamos para hacer agua, tiene al menos seis sustancias distintas con capacidad de eliminar bacterias patógenas.

“Nosotros conocemos ya al menos seis sustancias distintas, una es un ácido que le da el aroma característico de la jamaica y le han denominado ácido hibiscus, ese compuesto ya se ha reportado desde los 70 que estaba en la jamaica, pero no se sabía que tenía efecto contra bacterias, nosotros lo descubrimos hace un par de años y patentamos su uso”, indicó.

El doctor Javier Castro Rosas, junto con sus colegas Esmeralda Rangel y Edgar Chávez decidieron crear un cubrebocas que le diera mayor protección a la población que los cubrebocas de tela y a un bajo costo en comparación con las mascarillas N95 que usa el personal médico.

Así, diseñaron cubrebocas desechables destinados para la población en general que tendrían un costo de 20 a 25 pesos. Además, diseñaron cubrebocas lavables de tela con filtros desechables.