Varias entidades sindicales brasileñas presentaron ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya una queja contra el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por crímenes de lesa humanidad y genocidio en la crisis sanitaria, producida por la pandemia del coronavirus.

La Red Sindical Brasileña UniSaúde, que representa a más de un millón de trabajadores del sector sanitario, acusa a Bolsonaro de “ser criminalmente negligente en su gestión de la pandemia y arriesgar la vida de los profesionales de la salud y de los miembros de la sociedad brasileña”.

UniSaúde está coordinada por UNI Américas, un brazo regional de UNI Global Unión, federación sindical que representa a más de 20 millones de trabajadores en cerca de 150 países.