Un grupo de científicos descubrió la avispa más grande del mundo, con una envergadura de 9.35 centímetros, en la provincia de Yunnan, al sureste de China.

Zhao Li, curador del Museo de Insectos del Oeste de China, dijo que encontraron este ejemplar de la ‘Vespa mandarinia’ en Pu’er, en la frontera con Myanmar, pero aún no han localizado a la avispa reina.

Esta especie es uno de los insectos más peligrosos del mundo, ya que tiene un aguijón de hasta 6.35 milímetros, cuyo veneno puede desencadenar reacciones graves, explicó el investigador de acuerdo con un despacho de la agencia de noticias Xinhua.