ads

El mundo “debería haber escuchado” a la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando dio la alarma sobre el nuevo coronavirus a fines de enero, afirmó hoy su jefe.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, remarcó que la institución no puede obligar a los países a seguir sus recomendaciones.

Mientras que la agencia de Naciones Unidas es criticada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la lentitud de su reacción ante el nuevo coronavirus, el jefe de la OMS volvió a defender su gestión.

Interrogado acerca de la política de desconfinamiento defendida por el presidente Jair Bolsonaro cuando Brasil aún no ha alcanzado el pico de la pandemia, Tedros respondió que la OMS “no tiene mandato para obligar a los países a implementar lo que les aconsejamos”.

El mundo debería haber escuchado atentamente a la OMS porque la emergencia global se inició el 30 de enero (con 82 casos y ninguna muerte fuera de China), dijo a la prensa en Ginebra.

ads