Horas antes del ataque terrorista de este viernes en Nueva Zelanda,en el que perdieron la vida al menos 49 personas, el principal sospechoso de la masacre había publicado un manifiesto en el que explicó los motivos y objetivos de su ataque y expuso sus ideas radicales contra la inmigración masiva.

El hombre, descrito en los medios como de piel blanca y cabello rubio corto, se identifica como Brenton Tarrant, de 28 años, y afirma que es originario de Australia. Las autoridades de ese país han confirmado que una de las cuatro personas detenidas por los tiroteos es de nacionalidad australiana.

En el texto de 73 páginas, titulado ‘El gran reemplazo’, el supuesto atacante reconoce que sus acciones corresponden a un “ataque terrorista”, al que califica como “antiinmigración” y vincula al “reemplazo antiétnico” y el “reemplazo anticultural”.