in

El Baldón: Cierto Olor a Podrido

 

Imagine usted un trato como el que voy a detallar a continuación y seguro coincidirá conmigo en que algo huele muy mal para el olfato de los ciudadanos, mientras que para las autoridades todo está muy bien y no pasa nada (cuando menos su inacción así lo demuestra).

 Un ex diputado federal de filiación panista crea una empresa dedicada a la instalación de anuncios espectaculares, y la renta de los mismos, tanto a particulares como a actores políticos. Recuerde usted que los espectaculares, son esos anuncios que vemos a los lados de las carreteras y en algunas zonas de las ciudades, con gran formato, y que cuando son de política ningún ciudadano les presta la mínima atención, salvo para observar el maquillaje del político en turno, o la mentira con la que nos tratan de convencer de que la realidad está equivocada y que el mundo que ellos afirman haber generado (en su imaginación) es real y debemos de agradecerles su creación.

Bueno, pues resulta que los contratos de comodato, implican el uso de un bien, que en este caso es un espacio público, administrado por un municipio. Y a cambio de ese uso del bien público, el municipio no cobra nada. Pues los comodatos implican el uso de algo a cambio de nada, generalmente.  

Pues el municipio en cuestión otorga el uso de la vía pública por seis años, a la empresa de los espectaculares, en ciertas zonas de su territorio. Además, el municipio se obliga a proteger los anuncios y brindarles seguridad. Adicionalmente, el municipio se compromete a construir las bases de los espectaculares, y no sólo eso, el municipio se compromete más allá del término del mandato de la actual comuna, lo cual debiera implicar un permiso especial del congreso del estado para suscribir el mencionado contrato de comodato. 

El municipio, que aparentemente no recibe ningún beneficio por otorgar este contrato de comodato, se compromete también a indemnizar a la empresa de espectaculares, en caso de que no pueda instalarlos, comenzando con un compromiso de pagarle un millón de pesos si el primer año, por la razón que fuera, no pudiera instalar dichos espectaculares.

Cabe aclarar que estratégicamente se definieron los espacios de instalación de los anuncios, en zonas en dónde pondrían en peligro a niños o a transeúntes, razón por la cual, desde el principio ambas partes sabían que la indemnización tendría que pagarse.

Después de todo lo anterior, en estas fechas nos enteramos de que un tribunal solicita al municipio de Fortín el pago de ese millón de pesos mencionado. Mientras que la empresa de Mauricio Duck sigue adelante con sus procedimientos legales para obtener lo ofrecido en el contrato de comodato.  

Si una empresa privada realiza un contrato con el cual obtiene ventajas como las mencionadas, hay que felicitar a quien negoció dicho contrato, en el cual se expresa la voluntad de las partes. Si un gobierno municipal suscribe un contrato como el mencionado, habría que investigar con prontitud las razones que llevaron a los funcionarios que firmaron dicho comodato, a hacerlo.

Al cabildo actual, habría que cuestionarle que la defensa ante el acto de autoridad, no esté encaminada hacia la falta de autorización del congreso para comprometerse más allá de los tres años del mandato de César Torrecillas. Y en caso de que hubiera sido aprobada por el congreso del estado, buscar la instancia correspondiente para cuestionar a los diputados locales que lo aprobaron, dañando claramente la economía y seguridad del municipio de Fortín.

Algo huele muy mal en Fortín. A ojos de toda la ciudadanía las cosas estaban mal y no se ve que se persiga solucionar los problemas heredados, ni definir a los responsables.  Por ejemplo, en este caso, si el contrato de comodato fue ilegal, el municipio no tendría responsabilidad, y entonces la empresa tendría que demandar a los firmantes, ya no como funcionarios, sino como particulares que la defraudaron al comprometerse a algo que legalmente no podían suscribir ni cumplir.

Mientras Fortín se pudre, unos cuantos ciudadanos reclaman airadamente y realizan acciones políticas o legales. Mientras la inmensa mayoría espera calladamente la hora de las votaciones para expresar en las urnas su opinión.

 

www.josecobian.blogspot.com  miguelcobian@gmail.com  @jmcmex

Superiberia

Hoy es el día de la ignominia nacional, de la traición a la Patria del retroceso de los mexicas, gracias al IFE traidor.

Coalición Ciudadana por el Cambio en Xalapa