CD. DE MÉXICO.- Independientemente de los movimientos que está llevando a cabo estos días para reforzar su plantilla en la ventana invernal de fichajes, el Betis mira también al futuro. Y lo hace con una apuesta muy decidida por un joven futbolista llamado a convertirse en una estrella mundial en lo que en la planta noble del Benito Villamarín consideran una gran oportunidad de mercado. Se trata del mexicano Diego Lainez del América.

Lainez, de apenas 18 años de edad, es un talentoso centrocampista ofensivo zurdo que se mueve con facilidad por todo el frente de ataque, pudiendo ocupar varias posiciones. Con apenas 1.67 metros de estatura y un centro de gravedad bajo, Diego destaca por su gran velocidad, su depurada técnica, su buena visión de juego y, especialmente, por su regate, convirtiéndose en un futbolista letal en el uno contra uno.

Las actuales condiciones del mercado, en el que al Betis le están pidiendo hasta seis millones de euros por la cesión de un delantero para los poco más de cuatro meses de competición que restan hasta que concluya la actual temporada, están haciendo que en la Comisión Deportiva verdiblanca analicen a fondo su estrategia y destinen recursos pensando también en el futuro con movimientos como el de Diego. Así que el mexicano podría ser una carta fuerte para este club y ser compañero de Guardado.