• Por: Andrés Timoteo

Se salió de control la pandemia de Coronavirus en su segundo golpe en Francia. En las últimas 24 horas se acumularon 30 mil 631 nuevos casos de infecciones y perecieron 88 personas. Además, el Ministerio de Salud reporta casi 10 mil personas hospitalizadas -9 mil 584 para ser exactos- cuando la capacidad en los sanatorios de las llamadas ‘camas Covid’ -equipadas con respiradores mecánicos- es de 5 mil. Además, hay mil 590 focos de rebrote de los cuales 335 están en residencias de ancianos.
En pocas palabras, la situación epidémica en el país galo llegó al ritmo de contagios diarios que había en los peores días de marzo y abril durante la primera oleada, aunque el número de fallecimientos por día no ha rebasado la centena. Sin embargo, los espacios hospitalarios están saturados como lo informó el miércoles pasado el presidente Emmanuel Macron: “Nuestros médicos están muy fatigados y no tenemos más reservas de camas, estamos en una situación donde nuestros servicios de reanimación son insostenibles”.
Ante la degradación de la sanidad colectiva, finalmente se tomó la decisión temida y que se había aplazado durante semanas. Así, París junto con sus municipios conurbados y otras nueve ciudades, las más pobladas de Francia, implantarán ‘toque de queda’ nocturno a partir de mañana sábado durante cuatro semanas con la posibilidad de extenderlo dos más, según lo decida el parlamento que deberá avalar la medida anunciada ayer por el presidente Macron.
A partir del 17 y hasta el 14 o 28 de octubre, los habitantes de la llamada ‘petite couronne’ (pequeña corona) que es París y los 150 municipios que la rodean y donde habitan 12 millones de personas, además de quienes viven en Grenoble, Lille, Lyon, Marsella y Aix-en-Provence, Rouen, Saint-Étienne, Toulouse y Montpellier no podrán salir de sus casas a partir de las 9 de la noche hasta las 6 de la mañana.
Es decir, el ‘couvre-feu’ como le llaman acá al ‘toque de queda’ afectará a unos 20 millones de franceses, el 30 por ciento de la población que es de 67 millones. Las multas para quienes lo violen van de los 235 a los mil 500 euros -entre 3 mil 300 a 37 mil 500 pesos mexicanos- y en el caso de reincidencia constante se podrá decretar una pena de prisión.
En pocas palabras, el ‘toque de queda’ es el reconfinamiento nocturno de la población, una medida obligada para no recurrir nuevamente al encierro total como se hizo de marzo a mayo. Obviamente es también la maniobra para evitar el colapso financiero total: se sacrifica la vida nocturna que es una parte importante de la actividad comercial, artística y turística a cambio de no matar toda la ‘gallina de los huevos de oro’.
El presidente galo en su mensaje a la nación del miércoles dio por oficializado -pese a que se sufre desde el verano- el segundo guadañazo vírico. “Estamos en la segunda ola, el virus recircula muy rápido en Europa y en nuestro país. El resto de los países europeos también se prepara para un posible encierro nocturno y muchos ya han comenzado por mandar a hibernación a los bares, discotecas y salones de fiestas en breves periodos.
Holanda aplicará un “confinamiento parcial” a partir de hoy miércoles cerrando bares y restaurantes, no se venderán bebidas alcohólicas en ningún lugar a partir de las 8 de la noche y además será obligatorio el uso de cubrebocas a todos sus habitantes mayores de 13 años. En Italia durante treinta días cerrarán bares y restaurantes durante las noches lo mismo que en varias ciudades de Reino Unido. En Cataluña, España, tampoco operarán los bares y restaurante durante una quincena y se reducirá a la mitad el aforo de personas a cines, centros culturales y deportivos. Son malabares previos al ‘toque de queda’ ya impuesto en Francia.
La Unión Europea activó ayer el semáforo de alerta epidemiológica para restringir los desplazamientos regionales y del exterior a los 27 países que la integran. De esos, 16 -entre ellos Francia y España- fueron puestos bajo “alerta roja” y cinco en “luz naranja” que son Italia, Chipre, Estonia, Lituania y Letonia. Únicamente Noruega, Finlandia y Grecia están en semáforo verde, con restricciones sanitarias mínimas.
 
BIENAMADOS Y MALQUERIDOS
En temas políticos hay algo un sentir ambivalente en México luego de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió, el pasado miércoles, las controversias por el registro de nuevos partidos que podrán participar en los comicios del año próximo. Los fallos generaron respuestas agridulces, se insiste, porque uno de esos fallos es digno de aplauso y festejo debido a que le hizo un favor a toda la nación: la negativa al registro de México Libre, el partido de Margarita Zavala y su esposo, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa.
Era un despropósito y una ofensa general que estos esposos embarrados en todo lo peor de la política, que iniciaron la ola de muertos por el crimen organizado en el 2006 y tapizados de casos de corrupción siguieran vigentes en la vida pública con un partido como negocio familiar. Peor aún, es inconcebible que algunos desmemoriados vean en Calderón como el personaje que encarna a la oposición y el contrapeso al régimen morenista. No, el tipo es un genocida y un ladrón. Bien por los ministros del Tribunal Electoral.
Pero como nada es perfecto, sobre todo en política, los mismos togados revirtieron decisiones del Instituto Nacional Electoral (INE) y les concedieron el registro a tres aliados del gobierno morenista que tienen detrás a personajes que no son mejores que los Calderón Hinojosa. Será partido político Redes Sociales Progresistas de la cacique magisterial, Elba Esther Gordillo, uno de los símbolos de la corrupción en las últimas cuatro décadas y aliada del presidente Andrés Manuel López Obrador desde el 2018.
También a Fuerza Social por México, de Pedro Haces quien pretende sustituir a la vetusta CTM y aglutinar la clientela sindicalista para la causa de la “cuarta transformación”. El senador Haces Barba está envuelto en escándalos de lavado de dinero y desfalco de las árcas públicas en estados como Oaxaca, Guerrero y Veracruz. Es más, es compadre y cómplice del exmandatario Javier Duarte de Ochoa.
El TEPJF también validó el registro para el partido de corte confesional Encuentro Solidario que solo cambió el nombre pues antes era Encuentro Social (PES) aliado también del morenismo y muy ligado a las iglesias evangélicas que tienen en esta agrupación el vehículo para ingresar con todo en la política partidista. A pesar de que en las asambleas para formar los partidos de Elba Esther Gordillo y PES se detectó que hubo afiliación corporativa de maestros y participación de ministros de culto, el tribunal los validó.
Entonces, el veredicto del tribunal no fue en base a lo legal sino a la conveniencia política. Hubo, por supuesto, injerencia de palacio nacional para separar a los bienamados de los malqueridos. En el altiplano se comenta que originalmente se había decidido no otorgar el registro a RSP ni a Fuerza Social (Pafuso), pero ante los pronósticos negativos de Morena para el 2021 se optó por activarlos para restarle votos a la oposición -léase el PAN, PRI y PRD- que buscar formar un frente amplio en el 2021.
 
LAS LLORONAS
Como es sabido, los nuevos partidos no podrán establecer alianzas con otras fuerzas políticas en su primera elección, pero sí son útiles para quitarle sufragios a la oposición o en su caso rescatar a los electores decepcionados de Morena y sus aliados formales como el Partido del Trabajo (PT) y el Verde Ecologista de México (PVEM). Una vez cachados esos votos huidizos y transformados, quizás, en diputados locales o federales, estos volverán al redil marrón haciendo alianzas en los recintos parlamentarios.
En las entidades donde se renovarán gubernaturas, los nuevos partidos tendrán como objetivo dividir la votación opositora para que Morena y sus aliancistas puedan hacerse con la victoria. Para eso les dieron el registro al igual que en Veracruz sucedió con los nuevos partidos Podemos, Todos Por Veracruz, Bienestar y Justicia Social, y Unidad Ciudadana.
Ninguno de estos tiene como objetivo ganar diputaciones locales o alcaldías en el 2021 sino dividir a la oposición y despejarles el camino a los candidatos de Morena. “Lo que caiga en el camino -algún ayuntamiento o una diputación por la vía plurinominal- ya es nuestro pilón”, comentaba gustosamente uno de los lidercillos del partido Podemos en una conocida cafetería jalapeña.
Solo hay que echar un vistazo sobre quienes encabezan estos cuatro nuevos partidos en Veracruz como para salir corriendo a esconder las billeteras y los bolsos. Podemos, el duartista Francisco Sánchez Garrido y el eterno burócrata Gonzalo Morgado Huesca apodado “el capitán Chanclas” por su zalamería y servilismo con los gobernantes en turno, desde Rafael Hernández Ochoa hasta Javier Duarte.
Todos por Veracruz del exdiputado Jesús Vázquez pariente del matón Cirilo Vázquez Lagunes conocido como “El Cacique del Sur” que sembró la muerte durante décadas. Unidad Ciudadana de la jalapeña Cinthia Lobato, quien traicionó al Movimiento Ciudadano para irse al PAN en tiempos de la fidelidad, luego en el gobierno yunista se alió de facto con la bancada de Morena y ahora tiene su propio negocio partidista para seguir operando a la causa marrón.
 Y Bienestar y Justicia Social del cordobés Antonio Luna que lleva medio siglo medrando del erario, viejo aliado del innombrable y de Duarte de Ochoa. Vaya, nombrar a estos personajes -Sánchez Garrido, Morgado Huesca, Vázquez González, Lobato Calderón y Luna Andrade- es como ver un desfile de Halloween con muertos vivientes, malolientes e insepultos. De miedo, ahí vienen en harapos para seguir robando.
Por cierto, desde la medianoche del miércoles lloran por las esquinas las ‘viudas’ de los Calderón Hinojosa en Veracruz pues al caerse el negocio del partido México Libre seguirán marginados de las jugadas electorales por venir. Entre ‘Las Lloronas’ calderonistas está el cordobés Juan Bueno Torio, los exalcaldes de Boca del Río, Francisco Gutiérrez de Velasco e Hipólito Deschamps, y el expanista y empresario fidelista, Alejandro Cossío, exdiputado por Jalapa. Son espantajos de las oscuridades.