Superiberia
  • Por Andrés Timoteo / columnista

VIERNES, EL COMIENZO
A la hora de nona comenzó todo. No es el rito, no es el ministerio tampoco el templo ni los ropajes ni los cánticos ni la penitencia ni la abstinencia ni el incienso y ni siquiera los hombres sino la idea. Lo demás son meros símbolos y asuntos pasajeros. Fue el inicio de la aventura para cambiar al mundo cambiando a las personas – “la locura de la cruz”, como la definió Pablo de Tarso, el fariseo persecutor de los cristianos, luego converso-. El Viernes Santo torturan y ejecutan al disidente Jesús que amenazaba al poder en turno. El agitador social falleció a la novena hora, las 3 de la tarde.
En ese momento finalizó su etapa humano-terrenal y comenzó la divina-transgeneracional. Si bien el ‘Verbo’ -que es la idea- ha pervivido durante más de dos mil años, la figura de Jesús y sus enseñanzas son más viejas que la historia judía narrada en la biblia. Los egipcios, sumerios, babilonios y acadios desde cinco mil años atrás ya contaban la historia de un héroe-salvador nacido de una virgen, hijo de los dioses, que fue líder y rey, y al que asesinaron tras una conspiración de las élites para después resucitar. Lo llamaron Horus, Gilgamesh, Utnapishtim, Ziusudra y Atrahasis.
Jesús de Nazareth, identificado como el Cristo, murió, descendió en espíritu al inframundo a negociar quien sabe qué cosa y luego reencarnó de acuerdo con la narración evangélica. Algo parecido hicieron sus versiones anteriores, pero el peso de todas ellas no es el personaje sino la enseñanza. La idea, se insiste, que era tan poderosa que los mandamases judíos pensaron que la frenaría acabando con el portador. “Es preferible que muera un solo hombre y no el imperio entero”, dijo el sacerdote Caifás, líder del Sanedrín donde se juzgó y condenó al profeta.
Tal era el miedo al mensaje de aquel carpintero de Galilea que se convirtió en el líder de unos locos que se lanzaron a cambiar el mundo. Y tal es el significado del Viernes Santo para las generaciones que han conocido a ese mensajero: la aventura de cambiar todo -las personas y la sociedad- para hacer más vivible este mundo. En esa andanza a veces se deja desde la fama, la familia y la tierra hasta la vida.
Un día antes, el Cristo, el líder, el iluminado, el redentor, el poderoso, el Dios hecho hombre se arrodilla para hacerle un servicio a los últimos de la sociedad. Es la postal iconográfica del Jueves Santo: Jesús lavando los pies a sus discípulos que eran hombres comunes, la mayoría pobres y analfabetas -pescadores, campesinos, exburócratas de bajo rango, carpinteros- en una convivencia antes de la tribulación.
Desde tiempos ancestrales, la hospitalidad en el Medio Oriente contemplaba acercar al visitante jofainas con agua y toallas para asearse los pies que estuvieron a merced del polvo y la suciedad durante el camino. A los de clase alta se los lavaban los sirvientes de la cwasa anfitriona, pero los iguales -clase media o alta- no se lavaban entre sí. En este último caso, hacerlo además de un símbolo de modestia era un acto de especial estima.
Por eso el mensaje del lavatorio de pies no solo es de humildad sino de equidad y afecto. Con esa acción, el Nazareno puso a su mismo nivel a sus seguidores cambiando la relación de maestro-discípulo a la de camaradas, compañeros del cambio o revolución. Claro, eso fue opacado por toda la parafernalia de los que -con el tiempo – ocuparon la jerarquía de la iglesia fundada y le dieron al Jueves Santo el onomástico de la creación del sacerdocio con el ritual solemne de la consagración de la hostia y el vino.
Sin embargo, rasgos del mensaje primigenio por el lavatorio de pies se conservan hasta el presente y el mismo ocupante del Vaticano suele realizar ese ritual a presos, migrantes, pobres, enfermos y otros marginados – se ha incluido a mujeres, otras de las grandes ninguneadas por el patriarcado cristiano-. Es decir, el ocupante del ‘Trono de Pedro’ y, por tanto heredero del Mesías, se muestra humilde y equitativo con los despreciados, con los últimos, aunque sea por algunos instantes un jueves cada año.
Pero, ¿cuántos ministros cristianos en la actualidad son realmente humildes? Pocos, muy pocos. Si el lector revisa su entorno religioso, los sacerdotes, obispos, arzobispos y cardenales humildes y equitativos los puede contar con los dedos de una mano y le sobrarán falanges. Eso sí, visten con lujosas túnicas y son envueltos en nubes de incienso para festinar con una “misa crismal” el día en que supuestamente Jesús instauró el ministerio sacerdotal que se transformó en una posición de poder y riqueza.
La reflexión por la Semana Santa en este espacio bien puede cerrarse con las últimas estrofas del Credo Obrero del nicaragüense Carlos Mejia Godoy, uno de los principales exponentes de la canción testimonial enLatinoamérica y que inspiró a esos ‘locos’ que se lanzaron en pos del cambio y la justicia social, incluidos los que hicieron la Revolución Sandinista y los que abrazan la Teología de la Liberación, aunque ellos no sean los únicos que han entendido y asumido el recado cristológico.
“Yo creo en vos compañero,/ Cristo humano, Cristo obrero,/ de la muerte vencedor./ Con tu sacrificio inmenso/ engendraste al hombre nuevo/ para la liberación./ Vos estás resucitando/ en cada brazo que se alza/ para defender al pueblo/ del dominio explotador / porque estás vivo en el rancho/ en la fabrica, en la escuela/ creo en tu lucha sin tregua,/ creo en tu resurrección./ Creo en vos/ arquitecto, ingeniero, / artesano, carpintero,/ albañil y armador. / Creo en vos, / constructor del pensamiento,/ de la música y el viento, / de la paz y del amor”.

ACUSE DE RECIBO
El crimen organizado ya acusó de recibido el famoso “Acuerdo por la Democracia” que el gobernante en turno, Cuitláhuac García, firmó la semana pasada en solitario y en el que se comprometió a impedir que la delincuencia hiciera de las suyas en el proceso electoral. El miércoles al medio día, unos sicarios balearon a la excandidata a la presidencia municipal y exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en Astacinga, en la sierra de Zongolica, María Guadalupe Reyes Raygoza quien falleció más tarde en un hospital de Orizaba.
Y el atentado tiene agravantes: la víctima no sólo es mujer sino política, y de oposición. Se cometió a plena luz, los atacantes llegaron y se fueron tranquilamente sin que nadie los atajara o detuviera. También se cometió mientras corre el proceso electoral y a tres semanas de que otros sicarios mataron al exalcalde de La Perla, igualmente en la zona centro, Melquiades Vázquez Lucas, quien era precandidato al mismo ayuntamiento por el Revolucionario Institucional.
En los comicios del 2017, Reyes Raygoza fue candidata de la alianza PAN-PRD a la alcaldía astacingueña y ahora, hasta donde se sabe, no participaría directamente en las elecciones pero sí era un referente del panismo en el municipio e invariablemente su homicidio tiene repercusiones en el contexto electoral. A la par, Astacinga es un ‘punto caliente’ por la injerencia del crimen organizado, situación que las autoridades estatales se han negado a reconocer, atender y combatir.
Apenas el 28 de diciembre pasado en el poblado Huapango hubo un multihomicidio perpetrado también por un grupo de sicarios. De los cuatro asesinados, tres eran mujeres -de ellas, una era adulta mayor y otra una menor de 12 años-, y el anciano victimado con ellas era pariente de la lideresa panista atacada ayer. En diciembre, la administración cuitlahuista por medio de los secretarios Patrocinio Cisneros, de Gobierno, y Hugo Gutiérrez, de Seguridad Pública, prometieron capturar a los responsables del multihomicidio y desplegar agentes en el municipio para combatir la violencia.
No hicieron ni lo uno ni lo otro. Es más, el propio García Jiménez minimizó la masacre atribuyéndola a una disputa familiar por herencias. Dos años antes, el 4 de febrero del 2019, el alcalde del lugar, Antonio Ramírez Itehua también fue blanco de un atentado, aunque logró sobrevivir. Un comando sicarial lo emboscó cuando se dirigía a la presidencia municipal y le dieron tres balazos. Ramírez Itehua pasó más de un mes convaleciendo de las heridas y se reincorporó a la alcaldía el 22 de marzo.
Tras el atentado contra el edil, Cisneros y Gutiérrez a nombre de García Jiménez anunciaron que el mismo no quería impune, que se daría con los autores y que habría presencia permanente de la policía estatal en el municipio. Tampoco cumplieron. ¿Adivinen qué dirán ahora tras el asesinato de la líder panista en ese lugar? ¡Exacto! Lo mismo. Y no harán nada, pero los casos se les acumulan, ya van cinco políticos asesinados, tres de ellos iban a aparecer en las boletas del 6 de junio.

¡AHÍ VIENE LA PLAGA!
Aviso a todos los veracruzanos y a los mexicanos en general: disfruten en la medida posible de estos días de ‘vacaciones’ porque el domingo llega otra plaga, la de los chapulines, lagartos, mapaches, zorrillos, culebras, arañas y demás sabandijas que buscan un cargo de elección popular. La primera arribazón de esos políticos devoradores e insaciables será las que buscan una curul en el congreso federal. El 4 de abril se inicia oficialmente el periodo de campaña electoral que se extenderá hasta el 2 de junio. O sea, serán dos meses de atosigamiento a los votantes.
Durante ese lapso, los aspirantes a las 300 diputaciones federales que se elegirán en las ánforas de votación andarán por todos lados ofreciendo ‘el oro y el moro’. Algunos, los que ya ocuparon el cargo en la legislatura que va a terminar, buscarán reelegirse -por vez primera la ley permite tal cosa-, otros que vienen de cargos locales o municipales intentarán apoltronarse en San Lázaro para seguir cobrando del erario y otros más lo intentarán por vez primera sean caras nuevas o gastadas del templete político.
En Orizaba, la actual diputada morenista Dulce María Corina Villegas Guarneros buscará repetir por tres años más a pesar de que no hizo nada por su distrito, ni leyes ni gestiones y ni siquiera defensa de las causas populares. Villegas se enfrentará al alcalde con licencia de Orizaba, Igor Fidel Rojí, candidato de la alianza PAN-PRI-PRD y es muy probable que no alcance la reelección dada la maquinaria electoral que operará desde el palacio municipal orizabeño.
Mientras tanto, en Córdoba también se quedará con las ansias de repetir el actual diputado, Juan Martínez Flores, porque no le dieron la candidatura y ésta será para la educadora Martha Rosa Morales Romero quien también es dirigente magisterial en la zona centro. De entrada, Morales Romero tiene mucho más currícula social que Martínez pues ha estado en el activismo social desde hace décadas.
Ella se enfrentará a otra mujer, la antorchista Janeth García Cruz, abanderada por la alianza PAN-PRI-PRD. Hay que acotar que Morales Romero es una ‘perla rara’ dentro de la riada de candidatos morenistas y su familia siempre ha participado en la lucha a favor de los afectados por el incendio de la fábrica de fertilizantes y pesticidas Agricultura Nacional de Veracruz S. A. (Anaversa) que en mayo próximo 3 de mayo cumplirá 30 años de ocurrido. Es decir, a la maestra no la persiguen los fantasmas de la corrupción, el compadrazgo, la indolencia ni de la omisión. No es plaga, entonces.

Vecino