CDMX.-Obligados a continuar yendo a sus oficinas todos los días, empleados de Grupo Salinas han dado positivo a COVID-19, de acuerdo con testimonios de trabajadores recogidos por Animal Político.

Los casos se han reportado especialmente entre empleados de Banco Azteca, TV Azteca y ADN 40 y fueron informados por los mismos directores de área al personal que está a su cargo.

Aun cuando la empresa propiedad de Ricardo Salinas acusó el viernes a las autoridades de Salud de mentir sobre la información de la pandemia, los trabajadores de Grupo Salinas fueron informados por sus mandos, al menos, de cuatro casos positivos en las direcciones de Banca Digital, Auditoría, Normatividad y Mercadotecnia de Banco Azteca, ubicadas en el edificio corporativo de Avenida Insurgentes Sur, conocida como Torre Esmeralda, donde laboran alrededor de 2 mil personas.

Entre los contagiados también hay un camarógrafo de ADN 40 -quien ya está en recuperación en su casa, según confirmó él mismo-; su caso motivó que un grupo de reporteros y editores fueran enviados a aislamiento y se hicieran también pruebas de coronavirus.

Por su parte, un conductor de un programa de TV Azteca y un comentarista deportivo de ADN 40 hicieron público en medios y redes sociales que dieron positivo a la enfermedad.

Este sábado, el Alcalde de Tepic, Francisco Javier Castellón Fonseca, dio a conocer más casos de contagio en una tienda de Salinas & Rocha.

De acuerdo con los testimonios, aun con los casos de contagio, Grupo Salinas no ha permitido al grueso de los trabajadores ausentarse de sus lugares de trabajo, y sólo ha contratado equipos de limpieza que han ingresado a sanitizar las oficinas.

Un trabajador de Banca Digital relató que el director de esa división, Juan Carlos Arroyo, les comunicó esta semana de un caso positivo de coronavirus entre el personal a su cargo.

“Nos dijo que un compañero había dado positivo en COVID-19. Después de eso, fue uno de Protección Civil de Grupo Salinas y dijo que iban a hacer los protocolos para sanitizar su lugar, que nosotros mantuviéramos la calma, que no pasaba nada, el mismo discurso que dio Ricardo Salinas: que se moría más gente por infartos o por diabetes y que estuviéramos tranquilos, que tal vez nos iba a dar, pero que a algunos les iba a dar una ‘gripita’ y a otros sí les iba a dar como se ha visto en los medios”, relató.

“En la misma junta estaba el psicólogo de Grupo Salinas, nos dijo: ‘vamos a estar abiertos para ayudarlos, sin miedo, si quieren platicar conmigo; no pasa nada, ustedes manténgase positivos: si están positivos, su sistema inmunológico va a estar alto y el virus es probable que no les haga nada; si están preocupados, cansados, el virus los va a atacar más fuerte’”.

El empleado, que pidió proteger su identidad, dijo que, pese a que directivos les confirmaron el caso de COVID-19 en su área, el resto de los empleados deben seguir presentándose a las mismas oficinas.

“Todo sigue igual; nos pidieron, en caso de que presentemos algún síntoma, ir con nuestro doctor particular o con el doctor de la empresa y ya. Y así estás sentenciado, ¿no?, ahora sí que en la empresa nada más están esperando en qué momento llegamos a presentar síntomas”, comentó.

“Cuando ves que está todo igual, te da coraje de que te traten como estúpido, es la palabra; dicen que se muere más gente por diabetes o por infartos, pero un infarto no se transmite de persona a persona y para la diabetes hay insulina, para esto aún no hay nada. Los compañeros están sacados de onda, los que estamos en la parte más baja de la cadena decimos: a ver a qué hora nos toca, les valemos completamente madres; yo creo que el 95% de los que estamos ahí podríamos hacer nuestro trabajo desde casa sin problema, es por lo que la mayoría está enojada, y no nos lo permiten”.

Apoyarán a empleados, no a familiares

Otro trabajador relató que el director general de Auditoría de Banco Azteca, Javier Ferrer, le comunicó por videoconferencia al personal que la corporación apoyaría con gastos a los empleados que contraigan la enfermedad, pero no a sus familiares, si es que éstos resultaran contagiados por haber entrado en contacto con los trabajadores enfermos.

“El director de Auditoria hizo una videoconferencia por Zoom y los compañeros preguntaron qué iba a pasar si a nosotros nos llegaba a dar coronavirus, y dijo que el Grupo se iba a hacer responsable de nosotros, pero, si contagiabas a alguien de tu familia, a tu mamá, a tu papá, ya no se iban a hacer responsables”, recordó el empleado, que también solicitó reservar su nombre.

Animal Político intentó contactar vía correo electrónico a tres directivos: Tristán Canales, vicepresidente de Información y Asuntos Públicos de Grupos Salinas; Bruno Rangel, director de Relación con Inversionistas y Finanzas, y Luciano Pascoe, vocero de Grupo Salinas y director general de ADN 40, pero ninguna respondió la petición de información.