El Gobierno ruso anunció hoy que en septiembre comenzará a producir en grandes dosis una vacuna contra el coronavirus, que en este país ha superado ya el medio millón de casos.

Las pruebas clínicas se realizarán en julio, el registro estatal en agosto y la producción arrancará en septiembre, explicó Tatiana Gólikova, viceprimera ministra rusa, en rueda de prensa.

El encargado será el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamalei, que recibe el nombre de un famoso virólogo ruso soviético y que trabaja en cooperación con el Ministerio de Defensa.