En Francia los científicos espaciales decidieron aprovechar del confinamiento por el coronavirus para hacer un ensayo que imitaría una misión a Marte dentro de una nave espacial, informó Reuters.

En el experimento participan 60 estudiantes voluntarios de la ciudad francesa de Toulouse, que están encerrados en los dormitorios de sus residencias universitarias y se encuentran en las condiciones que en teoría podrían experimentar en una misión espacial larga.

La idea de llevar a cabo el experimento se le ocurrió a la investigadora espacial Stephanie Lizy-Destrez cuando el Gobierno francés impuso restricciones de movimiento para frenar la propagación del virus.