CDMX.- El otoño, que comenzó hoy domingo a las 3:54 hora peninsular, se verá realzado por la presencia de Marte y Saturno, y por la lluvia de estrellas Dracónidas, Leónidas y Gemínidas.
El equinoccio de otoño puede darse en las fechas: 21, 22, 23 y 24 de septiembre, pero en el Siglo XXI sólo será los días 22 y 23 de septiembre. Con una duración de 89 días y 20 horas, finalizará el 21 de diciembre y habrá cambio de hora el domingo 28 de octubre, recuperando el horario de invierno, según el Observatorio Astronómico Nacional.
Un gran fenómeno sucede en el equinoccio, cuyo juego de luz y sombras en el sitio arqueológico de Chichén Itzá, Yucatán, es magnífico. Al descender el Sol proyecta sus rayos sobre el Castillo de Kukulcán, haciendo que la sombra de las nueve plataformas de los laterales del edificio forme unos triángulos sobre la escalinata de las cabezas de serpientes.
En tanto, a lo largo de la estación, tras la puesta de Sol, serán visibles Marte y Saturno, mientras que Júpiter sólo hasta mediados de noviembre, y al amanecer brillarán Venus (a partir de noviembre) y Júpiter (en diciembre).
La primera lluvia de meteoros Dracónidas alcanzará su máximo el 8 de octubre, las Leónidas el 17 de noviembre y las Gemínidas, la más intensa del equinoccio otoñal, el 14 de diciembre.
Durante la noche otoñal, alrededor de la Estrella Polar se apreciarán agrupaciones ficticias de constelaciones como ‘‘el Cisne’’, ‘‘Casiopea’’, ‘‘la Osa Menor’’ y ‘‘la Jirafa’’.
La primera luna llena será el 25 de septiembre, y las dos siguientes el 24 de octubre y el 23 de noviembre, en tanto, la luna nueva brillará el 9 octubre, 7 de noviembre y 7 de diciembre; no se producirá ningún eclipse.