ads

Pese a que existan menos casos en algunos hospitales, la COVID-19 no ha perdido virulencia. Así lo confirmaron María Van Kerkhove y Michael Ryan, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que afirmaron que “nada ha cambiado” en la transmisibilidad del virus ni en su gravedad.

La hipótesis la destaparon varios médicos y virólogos italianos. Cuestionado sobre ello, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), no atribuyó el descenso de los ingresos en UCI en España a que el virus sea más débil.

ads