Superiberia

El legendario estadio de béisbol de los Yankees abrió sus puertas este viernes para convertirse en un centro de vacunación contra la COVID-19 en el barrio de El Bronx, en Nueva York, donde es mayoritaria la comunidad latina, la más afectada por la pandemia, luego de que fueran divulgados informes que revelan que los blancos han sido los más beneficiados con la inoculación en la Gran Manzana.

Las largas filas desde temprano en la mañana de este viernes en la Plaza Babe Ruth, llamada así en homenaje a uno de los inolvidables Yankees, no eran de fieles y apasionados fanáticos ansiosos por ver a los famosos “Bombarderos de El Bronx” en el terreno de juego, sino de centenares de residentes mayores de 65 años de este condado, uno de los más pobres de Estados Unidos.

Vecino