Loading Posts...
 

Esto es a lo que te enfrentarás (económicamente) en 2017

El escenario económico para 2017 es complejo. Las previsiones sobre las variables económicas no son muy alentadoras por lo que este año se presenta como un desafío, y bien sabemos, que la única manera de enfrentarlos es con hambre de éxito, actitud y claro, conocimiento.

Así que aquí te van algunas de las contingencias que se presentarán a lo largo del año para que no te tomen de sorpresa. De esta manera sabrás cómo prevenirlas, aprovecharlas o aminorarlas.

1. Mayor inflación

Para el que no lo sepa, la inflación es el aumento promedio generalizado en los precios de los productos y servicios que consumimos, pero como en su definición lo dice, es el “aumento promedio”, lo que quiere decir que no todo aumenta, analiza lo que consumes y encuentra productos o servicios sustitutos que no sean golpeados por este aumento.

2. Aumento en las tasas de interés

Esto aumentará el pago de cualquier crédito a tasa variable, por lo general las hipotecas, créditos automotrices y tarjetas de crédito. Asegúrate de bajar tus niveles de deuda al mínimo y renegocia tus deudas para que sean a tasas fijas.

No solo ahorres, ya que tu dinero perderá su poder adquisitivo, si tienes dinero en efectivo mejor muévelo a inversiones de mediano riesgo, este incremento en las tasas también incrementará los rendimientos.

3. Aumento a los combustibles

El gasolinazo ya no es noticia. Así que a menos que en tu actividad sea absolutamente necesario el consumo de combustible cotidiano, encuentra nuevas maneras de transportarte y de optimizar el consumo energético en tu hogar y negocio.

4. Posible renegociación del TLC

Esto podría afectar directamente a las exportaciones, por lo que si exportas, comienza a dirigir tu mirada a mercados alternos, puedes colocar una parte de la producción a nivel doméstico y explorar nuevos destinos, Oriente Medio, China, Europa y Sudamérica son excelentes destinos.

En el caso de que importes insumos para tu producción, comienza a buscar productores nacionales que sustituyan esas importaciones.

5. Aumento del desempleo

Si tienes empleo, cuídalo y comienza a pensar en la generación de una segunda fuente de ingresos pasivos, o en caso que ya estés o pases pronto a las filas del desemple,  puede que sea tu momento de emprender esa empresa que tienes en mente desde hace mucho. Aprende a sacarle provecho al internet.

6. Aumento del dólar

Consume lo nacional, invierte en dólares, no te endeudes en dólares.

7. Deudas

Si necesitas crédito, endéudate ahora y que sólo sea para invertir, ya que cuanto más tiempo pase las tasas serán más altas, asegúrate de elegir créditos a tasa fija.

8. Baja en el índice de consumo

Elimina gastos superfluos y en tu empresa premia cualquier idea que reduzca costos. Cuida a tus clientes, la competencia será más fuerte, mejora el servicio, reduce quejas, aumenta la velocidad de tus ventas y reduce tus ventas a crédito.

9. Volatilidad y mercados altamente cambiantes

Si está en tus posibilidades ten un par de asesores financieros de cabecera, si no lo está, edúcate financieramente lo más rápido que puedas.

Por último, hace poco más de un mes tuve la oportunidad de estar presente en la cumbre de las 1000 empresas más importantes de México, empresas que en su conjunto producen más de 60% del Producto Interno Bruto del país (PIB).

En ésta se trataron diversos temas desde el punto de vista de las grandes industrias como agronegocios, turismo, sector energético, sector financiero, tecnologías de la información y ciberseguridad, además de las previsiones a lo que se avecina con la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos.

Fue interesante escuchar a los elefantes blancos y cómo se moverán, la buena noticia para los emprendedores es que ya están haciendo esfuerzos para reactivar las cadenas productivas y el mercado interno, lo que se traduce en que el cliente que estás buscando tal vez sea una o varias de estas grandes empresas.

En fin, que este año esté lleno de prosperidad para ti, pero no solo lo desees, ¡actúa! No necesitamos más gente que sólo diga frases bonitas. Nos hacen falta personas que generen dinero de forma honesta y que desparrame ese bienestar económico a todo su círculo, “más hacedores, menos posteadores”.

Si comienzas el año sin objetivos tangibles y el plan a seguir para conseguirlos, es probable que lo termines sin logros.


Comments

comments