ads

CDMX.- El incremento de la violencia doméstica durante la cuarentena a causa del coronavirus puede tener su origen en el estrés, la pérdida del empleo y hasta en la convivencia, aseguró la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Durante una conferencia virtual con motivo del informe mensual del grupo contra violencias de género, la encargada de la política interna del país reconoció que los actos violentos en los hogares se han incrementado, aunque precisó que no se conoce aún cuál es la magnitud.

“El hecho de estar confinados, es un estrés también de carácter económico porque algunas de estas familias perdieron el padre o la madre, o ambos, perdieron el empleo y tienen también el estrés económico, tienen el estrés por el confinamiento, tienen el estrés por una convivencia mucho mayor a la que no están acostumbrados, por supuesto que también es muy probable que se haya incrementado la violencia”, explicó.

Aunque hay algunas organizaciones como México Evalúa que refieren que durante la etapa de aislamiento social como medida para evitar la propagación de contagios ha implicado de un incremento de hasta casi el 100% en algunos delitos, la también ministra en retiro de la Suprema Corte aseguró que es complicado aún saber el incremento en la violencia doméstica.

Lo que sí, precisó, es que los feminicidios no han escalado por el confinamiento. “Los feminicidios básicamente tenemos las mismas cifras que teníamos antes de la pandemia”, indicó.

ads