Orizaba.- Ingenieros topógrafos de la UNAM arribaron a Orizaba, con el fin de levantar los reportes correspondientes del área en la que se ubicará la cadena comercial Wal-Mart en esta ciudad.

Los ingenieros dejaron ver que la medición de las vibraciones con el paso del ferrocarril que se provocan en el terreno, así como otros factores, forman parte del estudio que se ejecuta.

Los especialistas supervisaron el suelo de lo que tentativamente será la plaza Patio Orizaba, y la peligrosidad sísmica.

“Al ser un espacio en donde se concentrarán millones de personas, deben realizar estudios del suelo y peligrosidad sísmica, al igual que se busca tener un panorama de las condiciones del terreno y su colindancia, además de dimensiones”, refirió.

“La microzonificación sísmica son pruebas para hacer estudios de peligrosidad sísmica, y que supervisan a través de la vibración que emiten los carros en la calle”, comentó.

Los cinco integrantes del Instituto de Ingeniería de la UNAM, quienes realizaron estudios denominados microzonificación sísmica, indicaron que continuarán arribando a la ciudad.

Cabe citar que de acuerdo a las declaraciones en pasados días de Víctor Manuel Zairick Salomón, empresario de este proyecto, destacó que se está impulsando la creación de más vialidades en la zona sur, para que así, se detonen muchos más comercios.

De la misma manera, se está buscando la reubicación de las vías del ferrocarril, pues ya son varias décadas que se está luchando por ello y no se ha podido concretar.

“Yo no dudo que con este proyecto se puede impulsar la salida de las vías, la creación de la Avenida Orizaba que quedaría en toda la gran calle que ocupa ahora esas vías, y lo otro es que entre un tren urbano se haga realidad”, enfatizó.

AGENCIA