En México, el 88% de las corporaciones afirma que están experimentando o percibiendo que tendrán que implementar una contención de costos y el 63 considera que será por la vía de la reestructuración de sus plantillas laborales, de acuerdo con una encuesta de la consultora especializada en capital humano e inversiones, Mercer.

La encuesta, en la que participaron 290 empresas, arrojó que el 80 por ciento han experimentado una baja en las ventas o producción debido al Covid-19; un 52 por ciento está muy consternada ante la situación y solo el 43 por ciento contaba con un plan de contingencia; 37 por ciento lo tiene en desarrollo y el 20 por ciento no lo tiene.

El 40 por ciento manifestó presentar un impacto alto debido a que la mayoría de sus empleados necesita trabajar en el sitio; 38 por ciento tiene un impacto moderado ya que solo algunos requieren estar en sitio; mientras que un 19 por ciento señaló un impacto mínimo ya que la mayoría puede trabajar de manera remota. El 3 por ciento restante tiene un impacto total debido a que se ha visto obligado a cerrar operaciones.

Un 83 por ciento considera que sus colaboradores cuentan con las herramientas necesarias para ejecutar sus funciones desde casa y un 73 por ciento sostiene que todos sus empleados tienen el equipo necesario incluyendo Red Privada Virtual de telecomunicaciones (VPN, por sus siglas en inglés) para trabajo remoto. Con un 89 por ciento, la mayoría cree estar teniendo comunicación continua con sus colaboradores sobre las acciones que está tomando la compañía para enfrentar la situación.