EL gobierno de Donald Trump anunció hoy que mantendrá un estricto régimen de vigilancia para las importaciones de acero provenientes deMéxico, en un plan que busca recortar las compras de dichos productos debido a las difíciles condiciones que enfrenta el mercado local debido a la pandemia. 

La oficina del representante comercial estadunidense (USTR), Robert Lighthizer, notificó en un comunicado que va a reducir la cuota remanente para 2020 de 350 mil toneladas métricas a 60 mil toneladas para los productos de acero semiacabados.