Washington.- El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio unilateralmente por restablecidas todas las sanciones internacionales contra Irán y adelantó que adoptará medidas, además de amenazar a los miembros de la ONU que se opongan.

“Hoy, EU da la bienvenida a la vuelta de virtualmente todas las sanciones de la ONU terminadas previamente contra la República Islámica de Irán, el patrocinador líder en el mundo del terrorismo y el antisemitismo”, dijo en un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Pompeo recordó que EU inició en agosto un procedimiento ante la ONU para restablecer todas las sanciones internacionales contra Irán que se levantaron con el acuerdo nuclear de 2015, argumentando que Teherán ha incumplido sus obligaciones.

Virtualmente todas las sanciones han regresado para Irán, el principal patrocinador del terrorismo y el antisemitismo. Esto incluye una extensión permanente del embargo de armas. ¡Es una gran noticia para la paz en la región!

Sin embargo, la mayoría del Consejo de Seguridad -incluidas el resto de potencias con derecho de veto- consideran que EU no tiene derecho a utilizar este mecanismo, pues abandonó el pacto en 2018.

En respuesta, el Gobierno de Irán aseguró que la medida de Estados Unidos es “una gran amenaza” para la paz mundial y para la Organización de las Naciones Unidas, y advirtió con dar “una respuesta seria” en caso de ser necesario.

“El enfoque del actual régimen estadounidense es una gran amenaza para la paz y la seguridad internacionales y una amenaza sin precedentes para la ONU y el Consejo de Seguridad”, subrayó un comunicado del Ministerio de Exteriores.

Según la nota, EU “no solo se está burlando de todos los principios del derecho internacional y de la Carta de la ONU, sino que también está desafiando abiertamente a la comunidad internacional mediante la intimidación”.

“La República Islámica de Irán enfatiza que si el propio EU o con la cooperación de sus pocos aliados toma alguna medida en línea con sus amenazas se enfrentará a una respuesta seria y será responsable de todas sus peligrosas consecuencias”, alertó Exteriores.

Por otra parte, en una rueda de prensa, el portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh, calificó el anuncio de Washington sobre el restablecimiento de las sanciones contra Irán de “vacío, ilegal e ineficaz”.

“EU está en el lado equivocado de la historia y ha olvidado sus deberes (…) El mensaje de Teherán a Washington es que debe regresar a la comunidad internacional y a sus propios compromisos y el mundo los aceptará”, subrayó el portavoz.

En este sentido, advirtió que Washington “debería haber recibido el mensaje del mundo y reconocer que el mundo está cambiando y que EU será la primera víctima de este cambio debido a las políticas miopes de (el presidente, Donald) Trump y su círculo”.

Los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Reino Unido rebatieron la decisión unilateral de Estados Unidos de restablecer todas las sanciones internacionales contra Irán, con el argumento de que Washington “se retiró del acuerdo el 8 de mayo de 2018 y por tanto no es parte ya de este mecanismo”.

“Las decisiones o medidas que pueda adoptar en relación a ese proceso no tienen efectos legales”, señalaron estos tres países en un comunicado conjunto.

EU abandonó el pacto nuclear, conocido como JCPOA en sus siglas en inglés, con el objetivo de forzar a Teherán a negociar un acuerdo más amplio, a lo que las autoridades iraníes siempre se han negado y hoy volvieron a hacerlo.

“El JCPOA ya se negoció, concluyó y firmó una vez y cualquier medida que busque romper ese sello significa el fin del JCPOA. Por eso pedimos a todos los países que respeten los axiomas de las relaciones internacionales y cumplan con sus compromisos legales”, dijo Jatibzadeh.

El acuerdo nuclear limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que la retirada de EU en 2018 y su reimposición de sanciones a Teherán lo han dejado muy dañado, llevando a Irán a incumplir parte de sus compromisos.