CDMX.- Estados Unidos y Rusia han escenificado ayer sábado, ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas un duro enfrentamiento por la crisis en Venezuela. El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, ha acusado a Moscú de sostener y proteger al “Estado mafioso ilegítimo” de Nicolás Maduro, al tiempo que ha pedido que se reconozca a Juan Guaidó como el líder para avanzar hacia la democracia. A lo que el representante ruso en la ONU, Vassily Nebenzia, ha respondido denunciando a Washington por “orquestar un intento de golpe de Estado”. Y en medio del intenso forcejeo, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela ha rechazado el plazo europeo para la celebración de elecciones.
Pompeo ha afirmado: “Estados Unidos y sus socios son los auténticos amigos del pueblo venezolano”. Rusia, China, Siria, Irán y Cuba, añadió, respaldan un régimen que viola los Derechos Humanos de su propio pueblo. “Ninguno apoya la democracia”, ha advertido “y usan este micrófono para condenar la injerencia externa”.
Estados Unidos ya trató de incluir a Venezuela en el programa de trabajo del Consejo de Seguridad cuando ocupó la presidencia en septiembre.
Rusia y China protestaron, al considerar que la crisis debía abordarse en la región, al no plantear un riesgo para la paz y la seguridad mundial.
Rusia ha forzado ayer sábado un voto para intentar bloquear la sesión, al considerar que la iniciativa de Estados Unidos representaba un abuso de su poder como País permanente.

MADURO IGNORA A LA ONU
“¿Ocho días de qué?”, se preguntó el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, desafiando el ultimátum, “¿por qué no convoca elecciones el presidente Pedro Sánchez?”. Pidió así a Europa que “se dedique a sus cosas”. “¿Dónde se les ocurre semejante acción injerencista y yo diría hasta infantil?”, añadió al tiempo que denunció que estas maniobras dirigidas por la Admnistración de Donald Trump pretenden estimular la acción de grupos violentos y forzar una intervención extranjera en el País.
El cambio de régimen, reiteró el embajador ruso durante el debate, “es el juego preferido de Estados Unidos”. Moscú, como Pekín, tiene poder de veto. Washington, sin embargo, trata desde hace dos años de utilizar el órgano más poderoso de la ONU como altavoz para que la comunidad internacional presione para que se restaure el proceso democrático en el País.
Por otra parte Reino Unido, representado por su viceministro, ha reiterado que Venezuela vive una situación de colapso total y que el único responsable de esta situación es Nicolás Maduro. “El mundo le ve y concluye que ya no es el presidente legítimo de Venezuela. Su corrupción, su engaño en las elecciones ya no son aceptables”.

*cifras
4 personas han fallecido durante las protestas en Venezuela, entre ellos un menor de 16 años.
43 detenidos 
hay en Caracas y el estado Nueva Esparta (Noreste).

Se dan un mes para definir futuro
De acuerdo a un comunicado emitido por la cancillería venezolana, ambos países (Estados Unidos y Venezuela) decidieron establecer una ‘oficina de intereses’ en cada capital para atender trámites migratorios y otros temas de interés bilateral, a pesar que el presidente Nicolás Maduro había anunciado la ruptura de las relaciones con el Gobierno de Donald Trump.

En la previa, Maduro dio un plazo de 72 horas para que tanto los diplomáticos venezolanos volvieran de Estados Unidos a Venezuela, como para que los estadounidenses hicieran lo propio desde las sedes diplomáticas en Caracas.

Sin embargo, el Gobierno de Venezuela dijo ayer, que acordó con el EI iniciar un mes de negociaciones para establecer las sedes diplomáticas.