La asociación Recicladores Unidos de Bolsas Plásticas (Ruboplast) en el Estado de México (Edomex) elabora 20 mil bolsas-sacos de polietileno biodegradable para que se depositen los cadáveres de personas que mueran por Covid-19.

Mario Álvarez Álvarez, vocero de la agrupación, dijo que desde hace una semana comenzaron laborar en la fabricación de las bolsas, las cuales las pidió el gobierno federal por medio de un intermediario.

Hasta ahora han elaborado tres mil sacos de polietileno. “Es una bolsa gruesa más o menos de un metro de ancho por dos metros de largo, en un calibre muy grueso para depositar los cadáveres para que no haya un tipo de propagación del virus. Ahorita nos encontramos en esa tarea, nos juntamos varios productores porque es una tarea un poco complicada, pero estamos en eso ahorita nosotros”, explicó.