José Ramón Amieva, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, afirmó hoy que el ataque armado en la casa del cardenal Norberto Rivera fue una “agresión directa”.

“La investigación es obviamente una agresión directa. Ellos llegaron con la intención de ingresar al domicilio, fueron tres personas”, señaló hoy el mandatario en entrevista a medios.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México difundió hoy, el retrato hablado de un presunto involucrado en el ataque armado, quien fue puesto bajo custodia en un hospital ubicado en Naucalpan, Estado de México, al que ingresó herido por tres disparos.