Nueva York.- El ex Secretario de Seguridad Pública mexicano, Genaro García Luna, se declaró no culpable por las acusaciones de narcotráfico en su contra durante una audiencia ante la Justicia estadounidense. 

García Luna rechazó las tres imputaciones de conspiración para tráfico de cocaína, por supuesta protección al Cártel de Sinaloa, y una de falsedad en declaraciones.

También se declaró no culpable de la acusación de empresa criminal continúa, la más grave, pues contempla una pena de por lo menos 20 años de cárcel.

El juez Brian Cogan leyó los cargos de una segunda acusación formal en contra del ex funcionario de Felipe Calderón.

Cogan indicó que se le acusa a García Luna de participar en una conspiración y trabajar con otras personas para llevar y distribuir en Estados Unidos más de 53 mil kilógramos de cocaína entre 2001 y 2017.  

Esta nueva acusación se añade a los cuatro delitos imputados previamente de narcotráfico y por falsedad declaratoria.

El juez indicó que como parte de la nueva acusación formal, se pretende incautarle a García Luna dinero y propiedades que él haya obtenido por haber distribuido el narcótico en Estados Unidos.  

La audiencia del ex funcionario del Gobierno de Felipe Calderón inició con tropiezos y fue suspendida durante varios minutos, luego de que la prensa mexicana no atendiera los llamados para guardar silencio del juez Cogan.

La Justicia estadounidense había proporcionado una línea telefónica para que cualquier persona pudiera conectarse y escuchar la audiencia contra el ex funcionario mexicano, quien está acusado de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa para proporcionarle protección.

Cogan pidió a los periodistas mexicanos, quienes hablaban en español, que silenciaran sus micrófonos, pues estaban interfiriendo con la audiencia.

Se dictó para el 7 de diciembre una nueva audiencia, a las 10:30 horas del Este de EU.